fbpx
beneficios de los coches hibridos en ciudad

¿Cuáles son los beneficios de un coche híbrido en ciudad?

Todo parece indicar que el futuro de la automoción pasa por la electricidad como combustible, pero hasta que seamos capaces de asentar esa industria, los coches híbridos son el paso intermedio  hasta esa idea. Los vehículos híbridos ofrecen una solución de alta garantía en ciudad, y eso es precisamente de lo que vamos a hablar en el artículo de hoy. Es importante tener en cuenta que el tipo de conducción que se realiza en una urbe, poco o nada tiene que ver con la realizada en carretera. Digamos que las ciudades no son el ecosistema perfecto para la salud de un vehículo y su correspondiente motor. Es por eso que los coches híbridos cobran gran importancia en este contexto. Lo vemos a continuación.

Beneficios de un coche híbrido en ciudad

Uno de los aspectos fundamentales es el hecho de que es prácticamente imposible circular a una velocidad constante. Retenciones, semáforos, cedas el paso, peatones… provocan constantes interrupciones que el vehículo sufre. Evidentemente, estas situaciones no son óptimas, ya que provocan un mayor desgaste del vehículo, y un mayor gasto de combustible. Los motores de combustión a los que estamos todos acostumbrados alcanzo su consumo óptimo cuando se mantienen una velocidad y revoluciones óptimas. Situación que solo existe en carretera y trayectos largos.

Los coches híbridos si que se adaptan perfectamente a esta situación, ya que su motor tiene un funcionamiento por el cual en las primeras velocidades o revoluciones más bajas, no consumen combustible y funcionan con sus sistema eléctrico. Evidentemente, un coche híbrido también tendrá que adaptarse al contexto de circulación en ciudad: frenazos, paradas y salidas, semáforos, etc… Pero en cuestiones de energías y físicas, estos recuperan más energía en las aceleraciones que un vehículo de combustión por ejemplo, ya que emplean la electricidad como combustible.

Una característica muy ventajosa es el hecho de que un motor eléctrico puede invertir su funcionamiento. Es decir, cuando el coche no tiene que aumentar velocidad el motor empieza a generar electricidad a la vez que realiza un frenado de motor. Lo que significa que durante la conducción, el coche no está usando el motor de combustión, salvando bastante consumo.

La reducción de emisiones, característica fundamental

Con el objetivo a nivel global de reducir la contaminación del planeta y las emisiones perjudiciales que provocamos conduciendo, los coches híbridos son buenos aliados. Es tal su buen hacer, que los coches híbridos disponen de ciertos distintivos medioambientales que otorga la Dirección General de Tráfico. Por ejemplo, con los vehículos híbridos enchufables, también conocidos por las siglas PHEV, se obtiene el distintivo de etiqueta CERO cuando supere los 40km de autonomía con consumo 100% eléctrico. Por otro lado, los híbridos auto recargables o HEV obtienen la etiqueta ECO. Además de favorecer el medio ambiente, estas etiquetas permiten la libre circulación en zonas de acceso restringido para vehículos de altas emisiones como las que podemos encontrar en ciudades de todo el mundo.

© Copyright Corhyund 2019